TELEANGIECTASIAS Y VARICES

Las arañas vasculares, llamadas Telangiectasias son un problema estético que afecta a muchas mujeres. Se trata de capilares dilatados de menos de 2 milímetros de diámetro, de aspecto reticular o lineal, y color azul, rojo o morado. Son frecuentes en las piernas pero también se presentan en la cara.

Las várices son dilataciones en las venas superficiales de las piernas, producidas por un mal funcionamiento de sus válvulas y debilidad en sus paredes. En lugar de subir desde los pies hacia el corazón, la sangre retrocede, se acumula y dilata las paredes de las venas. Es un problema que no sólo tiene consecuencias estéticas, sino que puede producir complicaciones: dolor, picazón, ardor, hinchazón, flebitis, trombosis, o úlceras varicosas, de difícil cicatrización.

Antiguamente este problema se trataba con cirugía o a través de escleroterapia, una técnica que consiste en inyectar sustancias químicas que cerraban las venas afectadas. Hoy la medicina ofrece una respuesta más precisa y más sencilla: Luz Pulsada IntensaIPL + Radiofrecuencia (IPL + RF). Es un nuevo tratamiento no invasivo mediante Pulsos de Luz, que busca mejorar los inestetismos producidos por los vasos visibles en la cara o en las piernas. Actúa sólo sobre los tejidos que contienen hemoglobina (el pigmento de la sangre). Este aparato destruye las várices calentando la sangre que contienen en su interior, sin dañar los tejidos circundantes. Después del tratamiento el paciente puede seguir con sus actividades, Es aconsejable, no tomar sol, no realizar ejercicio ni tomar aspirina los tres días posteriores al tratamiento.

Este tratamiento se aplica fundamentalmente en las piernas, aunque también puede realizarse en cualquier otra parte del cuerpo, que presente lesiones vasculares. Es altamente eficaz en la cara. Para completar el tratamiento son necesarias varias sesiones de 20 minutos a media hora de duración cada 21 días.

volver a servicios »