PUNTA DE DIAMANTE FACIAL Y CORPORAL

La punta de diamante o microdermoabrasión consiste en una exfoliación de la capa superficial de la piel. Con esta técnica removemos las células muertas del estrato córneo cutáneo de forma similar a un peeling químico, pero de manera más suave, precisa y segura. Es un procedimiento indoloro, que no requiere cuidados especiales y no impide al paciente continuar con sus actividades habituales de inmediato.

Se pueden tratar:

  • Las pieles atróficas, secas, con pérdida de la elasticidad.
  • Pieles con foto-envejecimiento, dañadas por el sol.
  • Pigmentaciones superficiales.
  • Líneas finas y arrugas leves.
  • Hiperqueratosis.
  • Estrías.
  • Tonifica y da firmeza.
  • Secuelas de acné.
  • Cicatrices exageradas.

Los resultados son progresivos y el tratamiento requiere varias sesiones, dependiendo de las características de la lesión que estemos tratando, la edad y tipo de piel. Normalmente se necesitan de 6 a 12, con un intervalo entre las mismas de 1 a 2 semanas. Es conveniente un plan de mantenimiento posterior bi o trimensual. El procedimiento dura unos pocos minutos, puede ocurrir un leve enrojecimiento o sensación de piel tirante, que desaparece pocas horas después. La piel se verá más joven, suave, tersa y limpia, luego del primer tratamiento.

volver a servicios »